viernes, 1 de enero de 2016

Una pequeña Historia de año nuevo

2015 noche vieja, estamos a unas horas de cambiar de año, es algo que pasa cada año ¿no? pero este año, quizá fuera algo distinto, un año donde el primer deseo del año se cumpliera, al momento de chocar las copas y hacer la cuenta regresiva 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4... en ese momento pedir un deseo con todo el corazón, con la esperanza que se cumpliera, este es el caso de Alejandro, que a 2 segundos de que terminara el año, pidió que pudiera ser alguien distinto, sin tener que dañ...ar a nadie, Alejandro, aunque siempre ha sido consiente de que es varón, su sueño es vivir la vida como una chica, ya pasando lo 40, ha vivido como varón normalmente, se caso pero no tuvo hijos, ahora esta pidiendo su deseo mas profundo que es ser una chica de 18 años.
Siempre que Alejandro leyó entre secretos y a escondidas las historias de cambio de genero o de cambios de cuerpos, en la mayoría de las veces alguien salía perjudicado, y ese no era el deseo de Alejandro.
Esa noche, pidió que de alguna manera el pudiera ser una chica, sin dañar a nadie.
Cuando el reloj llego a las 11:59'59 termino de pedir el deseo. iba a brindar cuando, se sintió como en un vórtice, de pronto abrió los ojos y ahí estaba el, brindando, vio a su padres, y el se vio con un lindo vestido rojo, unas mallas blancas y zapatos de tacón rojos, trato de no gritar pero quería verse en un espejo.
Pero empezaron los abrazos y gritaron feliz 1995, no lo podía creer, sus padres se veían muy jóvenes, su hermano era aun un chico, y no vio a la esposa de su hermano.
Su papa llego y le dio un beso diciéndole Hija, muchas felicidades, que esta año seas muy feliz, Alejandro, le devolvió el beso y le dijo Gracias papa, no sabes cuanto lo soy.
Su mama le dijo Alejandra, hija, se que este año te vas a estudiar a Londres, pero no puedo evitar llorar y esperar que regreses muy pronto.
Su hermano solo la abrazo y le dio un beso desganado.
Papa; mama, permítanme un segundo, voy al baño.
Alejandro, entro al baño y se vio, era el, pero con facciones mas refinadas, un cuerpo delgado, pero bien formado, unos pechos que quizá fueran copa B o quizá hasta C.
Sus piernas, y sus zapatos, eran hermosos, no sabía como agradecer esto que le estaba pasando, a Dios, al Universo, pero era real, el era una chica de 18 años a punto de empezar a vivir una vida extraordinaria.
Prometió que desde ese año haría obras buenas y daría gracias por lo que le había pasado.
Bien por Alejandra, que ahora tiene lo que siempre deseo, todos los demás tendremos la suficiente fe para lograr nuestros sueños.
FIN

Esta es una pequeña historia que se me ocurrió para el fin del año, espero que les haya gustado y como siempre sus comentarios y likes son bien recibidos.
Les deseo feliz 2016.
Alexa Padme Clone